viernes, 1 de febrero de 2013

Matar a un ruiseñor - To kill a mockingbird



Decidida desde que vi la película a leer Matar a un Ruiseñor, en original, no fue hasta poco que conseguí una edición con una bonita cubierta y en inglés. Tras leer el libro lo primero que hay que decir es que la película es una fiel adaptación de la novela, con los personajes exactamente tal cual son descritos en el libro, (por lo que si como yo primero has visto la película será inevitable que los rostros que imagines para los personajes sean los de los actores).
Harper Lee escribió una gran novela sobre la justicia, la amistad, la infancia, que le mereció el premio Pulitzer, además esta novela como suele ocurrir con las grandes historias, parte de unos hechos reales bien conocidos por la autora puesto que su padre era abogado y defendió a dos hombres negros en la década de los años 20 o 30 en el estado norteamericano de Alabama, famoso por su racismo solapado.
Scout es una niña que lee, hace preguntas, se sube a los árboles, a la que no le gustan los vestidos y le pega a cualquier niño que diga cualquier tontería sobre su padre, por supuesto es un personaje maravilloso al que Harper Lee atribuye las mejores frases del libro, pero sobre todo es una niña que no es como las otras, esperando a aprender como sentarse bien y servir el té.
Es tan importante el trasfondo de la historia, esto es, la defensa de un hombre con independencia de su raza o clase social, el cumplimiento del deber moral por encima del deber socialmente considerado aceptable, como la historia del descubrimiento de los niños del mundo en el que viven. Los juegos de Scout, su hermano Jem y su increíblemente imaginativo amigo Dill (no es de extrañar que lo fuera ya que estaba inspirado en Truman Capote amigo de la infancia de Harper Lee), les llevan a conocer la historia de Boo Radley (Arthur), un ser también nada convencional que les hará descubrir al “diferente” y su bondad.




*Determined to read To Kill a Mockingbird in the original version it was not until recently that I could found a beautiful Penguin (Saint Penguin I should say) edition. After reading the book I have to say that the film for sure does justice to the novel, it is an accurate adaptation, and Atticus or Scout for ever will have the faces of the actors who played their roles.
Pulitzer awarded writer Harper Lee, imagined a story about justice, freedom, childhood, innocence, it is based upon real facts that she knew perfectly as her father was as Atticus Finch a lawyer in a southern state of USA and legally assisted two Afro-American men.
Scout is an amazing girl who wears pants, no shoes sometimes, asks questions about everything and love to read and play with her brother and her friend Dill (based on Truman Capote, Lee´s childhood friend). Above all Scout is not a girl “in waiting” and she is not interested in learning how to serve properly the tea.
The story show us the values of some men and women who considered their ethical duties more important that their social duties, who believed that it was necessary to fight for justice and for the truth, also the novel reveals a new whole world through the eyes of the kids, unpleasant sometimes, exciting other times. Scout, her brother Jem and Dill will finally discover one person, Arthur, who will show them some secrets about human nature.



martes, 29 de enero de 2013

Jacqueline Du Pré






Gracias a una emisión de noticias pude conocer a una cellista joven que al parecer es muy talentosa y particularmente dotada para la famosa obra de Elgar, oír esa melodía me trasladó al momento en el que descubrí a Jacqueline Du Pré. Y fue en el cine, a través de la película Hilary and Jackie, sobre la vida de las hermanas Du Pré, a pesar de que podría decir que la película me gustó me pareció se empeñaron en contar la vida de Du Pré como un genio de la música totalmente perturbado, una auténtica freak tal como el personaje de Jackie recuerdo que llega a decir en la película. Pero fue esa reproducción sobre el concierto de Elgar la que me llevó a intentar conocer más a la artista y a los artistas no se les conoce a través de los detalles de su vida privada, sus diferencias con sus hermanos o los sucesos azarosos que les llevaron con su complacencia o a su pesar a ser famosos, la única manera de saber por qué alguien fue grande en lo que hizo es acercándose a su obra, donde se encierra la maravilla de su arte.
Escuchar las grabaciones que, siendo muy joven, Jacqueline Du Pré hizo sobre Bach es un absoluto placer (siempre que a uno le guste el cello y Bach por supuesto), pues son de una intensidad y de una belleza insuperables, la grabación que existe sobre su interpretación de Schubert, ver a Jacqueline Du Pré dirigida por su entonces marido Daniel Barenboim, mover la cabeza, las manos con tanta destreza, a veces como apartada de lo que ocurre alrededor otras con una fuerza que hace que su presencia trascienda al propio instrumento, es además una música tan hermosa, tan compleja que invita a muchos pensamientos, que recorre, a través del movimiento del arco del cello, desde la explosión de la alegría, la intimidad de lo espiritual a la tristeza profunda o el desvarío de la locura. Du Pré parece a veces abrazar su instrumento, otras parece dispuesta a abrirlo y mostrarnos sus entrañas, con energía "ataca" las cuerdas, mueve ágil el arco, vuelve a su posición, espera y como si se tratara de un ataque vuelve a pulsar las teclas en una ejecución magistral de una música que forma parte de nuestro tiempo y que expresa los horrores pero sobre todo la belleza de nuestro mundo.
Evidentemente a Jacqueline Du Pré la persigue su gran fama agigantada por su prematura muerte debido a la esclerosis múltiple, aunque no se hubiera retirado tan joven su fama sería absolutamente merecida, es decir, más allá de las complejidades de su historia personal y del hecho de haber muerto joven, Du Pré fue grande porque fue una intérprete excepcional, capaz de hacer la música suya y de doblegar un instrumento tan especial como el cello y arrancar de él sentimientos de una gran profundidad. Sólo basta con buscar los vídeos en youtube, oír, Du Pré está ahí en esas notas, en la inmortalidad.

*Thanks to the news I have discovered a young cellist who is now very famous because of her talent and particularly because she is talented for the famous Elgar concert for cello, that music brought to my mind the moment I discovered the great cellist Jacqueline Du Pré. It was at the movies, through a film about her life, the infamous Hilary and Jackie, even though I liked it, the story is determined to show Du Pré as a genius and a freak as her character actually affirms in one of the dialogues. That music, the Elgar concert for cello that I didn´t know drove me mad, I wanted more of Jacqueline Du Pré and as the only way to know the artists is by approaching their works I started to listen to Du Pré performing.
It is so beautiful to follow the movement of her hands interpreting Bach (if you like cello and Bach this is an absolute pleasure), to see her performing Schubert or being directed by her husband Daniel Barenboim playing the Elgar concert is just pure art, so many emotions, deep feelings, the agility of her hands, the movement of the bow, the possibility to understand the emotions she is capable to translate to us, from the explosion of authentic joy and enthusiasm to the depth of sadness and madness. She was so young but gifted with such a strength to express herself through classical music.
Even though the fact that Du Pre died so young and that she retired when she was just 28 because of her disease, even though all these obviously made her fame to turn gigantic, she was a musician like no other, her talent was actually immense and even if she would not have lived such a complicated life she would be remembered for her brightness to play the cello and her ability to give to us such moments of intense beauty. Listening to the Elgar cello concert is getting to know Du Pré, her feelings, her spirit is just there.

sábado, 26 de enero de 2013

David Hockney A Bigger Picture



Como un juego de palabras he interpretado el título de la última exposición de David Hockney, actualmente en el Museo Ludwig de Colonia (Alemania) y hasta poco expuesta en el Guggenheim de Bilbao y en la Royal Academy of Arts de Londres.
A Bigger Picture, nombre de la exposición, (obviamente en referencia al título de una de las obras más conocidas de Hockney A Bigger Splash de la época pop-art) puede ser traducido como “un cuadro más grande” o como “una fotografía más grande”, por el montaje de la exposición y los formatos utilizados he creído interpretar que se trata de un juego de palabras, y es que en esta exposición se consigue una visión del trabajo del artista “mayor, más grande” ya que hay obras en el estilo clásico de lo que se considera pintura, en gran y medio formato, pero también hay grandes fotografías “intervenidas”, vídeos que muestran la evolución de la naturaleza o de las pinturas, varios ipads colgados con aplicaciones que desvelan el trabajo del artista, el avance de sus trazos, el uso y distribución del color. Es la exposición más completa que yo haya visto sobre el trabajo con mayúsculas de un artista, en el sentido de que tenemos todo el recorrido hasta llegar a la obra, una obra que se muestra polifacética pues no se agota en el cuadro colgado en la pared.
Así tenemos fotografías de Hockney trabajando en sus bocetos, desde su coche, ante el paisaje que se extiende ante él en diferentes épocas del año. Tenemos los bocetos en lápiz, hechos con colores, muchísimos bocetos. Las fotografías y vídeos del propio pasaje, su evolución en los diversos meses en los que el artista trabaja, también se puede ver la obra y como se va creando la misma en el soporte digital gracias a los ipads, hay grandes vídeos expuestos que a través de diversas pantallas  muestran cuadros o vídeos de paisajes en distintas épocas del año, la naturaleza “en movimiento”. Y están los cuadros y grandes composiciones, con el trazo grueso del pincel y su estallido de color.
El gran misterio de la creación artística es conocer cómo trabajan, cuál es el camino desde el momento de observación hasta la culminación de la obra de los artistas, aunque el proceso creativo es algo absolutamente íntimo también va unido a las motivaciones para la creación de la obra, la técnica que utiliza el artista, su propia destreza y esa visión personal, ese estilo que hará que la obra sea genuinamente original. Aunque nos será imposible conocer con absoluta precisión cómo Velázquez pintó su maravilloso cuadro de Las Hilanderas o el de Las Meninas, creo que las aplicaciones digitales nos permitirán, como en el caso de esta exposición, seguir paso a paso los trazos, el orden para agregar las sombras de color, los retoques finales del artista. La disección de las obras gracias a medios digitales, aunque no nos permitan, afortunadamente, desvelar todo el misterio, podrían ser muy interesantes como otra forma de conocer el método de trabajo de los artistas.
Las obras que más me gustaron son totalmente contrapuestas, por una parte los bocetos, las obras en blanco y negro, sólo trazos de lápiz y carboncillo, con paisajes melancólicos, como paisajes del siglo XIX o como lugares en otoño perpetuo y por otra parte el gran mural dedicado a un paisaje primaveral con unos trazos de brocha gorda, grumos de color aquí y allá, pintura gruesa en rojos, fucsias, naranjas, amarillos, una alegría salvaje. Todo lo que habita no sólo en cualquier artista sino en cualquier persona, las épocas de reflexión o también de tristeza en contraposición con la felicidad efímera de los buenos momentos, de los comienzos.
En una de las salas de la exposición se han dispuesto varias pantallas que superpuestas en cuadrado muestran todo un bosque, se perciben los rayos del sol, se oye el viento, se ven todos los tonos del verde, en medio de esa sala uno puede sentir la grandeza de la naturaleza, ese misterio que ha dejado mudos siglos y siglos a todos los artistas, que intentan cada uno a su manera, interpretar su secreto.





*I do believe that the name of David Hockney´s exhibition A Bigger Picture is a jeau de mots, obviously it makes a reference to one of the most famous pictures of Hockney´s A Bigger Splash of the pop-art era, but also I believe it refers to the fact that in this incredible exhibition there is more than pictures, so what you are able to see in there is actually a “bigger” picture of the creative process of this artist.
A Bigger Picture has been exhibited at the Royal Academy of Arts, then at the Guggenheim Museum of Bilbao (Spain) and I could accidentally catch it at the Ludwig Museum in Cologne (Germany) as I have lost it at the Guggenheim. What to expect? A wonderful mix of different techniques and devices, as you will find the classic pictures made in canvases, also sketches in different quality and size papers, big murals made from individual paintings put together, pencil and color drawings on notebooks, photographs, videos, mural made of different videos projected on different screens and i-pad paintings.
One of the mysteries of art creation is getting to understand how the artist evolve from observation to the production of the work of art, the road he/she took to produce a masterpiece, we know for sure Velazquez´s Meninas, although how he went from having the scene in front of him to the beautiful picture he has made? It will always be impossible to discover where the mystery of creation lies as it is something profoundly intimate, however through exhibitions like this of Hockney´s we are able to stand in a square where videos taken “en plein air” has been recorded, you can see the sun light, the nature´s fantastic shades of green, the mystery is in front of you and then you can see the photos taken by Hockney himself of these landscapes, the sketches and finally the work produced, his interpretation of what nature is.
What I liked most of this exhibition are actually two opposed types of works, the drawings made in pencil, all black and white, kind of XIXth century landscapes, nature in perpetual autumn and the big mural of the entrance, full of color, shades of reds, oranges, yellows, you are even able to see the thick lines of oil, everything is about to explode, full of life and savage. Almost like an interpretation of real life, sometimes human beings are in a period of reflection or sadness and sometimes in a brief moment of joy or at the beginning of new adventures.
Nature is the great mystery and once again we see the quest of an artist who desires to reveal its secret.
Licencia Creative Commons
La Costa Esmeralda por La Costa Esmeralda se encuentra bajo una Licencia Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 3.0 Unported.